recipiente de aceite de soya

Razones para usar aceite de soya

El aceite de soya es un aceite vegetal que se extrae de las semillas de la planta de soya. Es una de las opciones que puedes usar para cocinar. Entre 2018 y 2019, se produjeron alrededor de 62 millones de toneladas de aceite de soya en todo el mundo, lo que lo convierte en uno de los aceites de cocina más comunes disponibles.

También es increíblemente versátil y se puede utilizar en una variedad de métodos de cocción, como freír, hornear y asar. Además, se ha relacionado con varios beneficios para la salud, especialmente en lo que respecta al corazón, la piel y los huesos. Te compartimos 6 beneficios del aceite de soya:

Alto punto de humo

El punto de humo de un aceite es la temperatura a la que las grasas comienzan a descomponerse y oxidarse. Esto da como resultado la formación de compuestos dañinos que causan enfermedades llamados radicales libres, que pueden causar estrés oxidativo en el cuerpo. El aceite de soya tiene un punto de humo relativamente alto de aproximadamente 230 °C.

Esto hace que el aceite de soya sea una buena opción para métodos de cocción a alta temperatura como asar, hornear, freír y saltear, ya que puede soportar altas temperaturas sin descomponerse.

aceite de soya

Rico en grasas saludables para el corazón

El aceite de soya se compone principalmente de ácidos grasos poliinsaturados, que son un tipo de grasa saludable para el corazón que se asocia con varios beneficios. De hecho, los estudios muestran que cambiar las grasas saturadas por grasas poliinsaturadas en su dieta podría estar relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Una gran revisión de 8 estudios mostró que cuando los participantes reemplazaban el 5 % de sus calorías diarias totales de grasas saturadas con grasas poliinsaturadas, corrían un 10 % menos de riesgo de enfermedad cardíaca.

Contiene ácidos grasos omega-3

El aceite de soya contiene una buena cantidad de ácidos grasos omega-3 en cada porción. Algunos tipos de aceite de soya también están enriquecidos con ácido estearidónico. Se cree que esta fuente vegetal de ácidos grasos omega-3 es más sostenible y práctica que otras fuentes, como el pescado.

Los ácidos grasos omega-3 se han relacionado con una serie de beneficios para la salud y desempeñan un papel integral en la salud del corazón, el desarrollo fetal, la función cerebral y la inmunidad.

Aumentar la ingesta de ácidos grasos omega-3 también puede ayudar a reducir la inflamación, que se cree que está involucrada en el desarrollo de afecciones crónicas como enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes.