Datos sobre los frijoles de soja

Los frijoles de soja pueden ser usado para distintas cosas.  Son miembros de la familia de vegetales de los guisantes, legumbres, y han sido un alimento básico de la cocina asiática durante miles de años. La soja y los alimentos derivados  son populares especialmente para las personas que siguen dietas vegetarianas y veganas.

Esto se debe a su contenido de proteínas de alta calidad y su capacidad para ser procesados ​​en sustitutos de la leche y la carne.

La soja

La soja contiene sustancias similares a las hormonas llamadas fitoestrógenos que imitan la acción de la hormona estrógeno y se han asociado con efectos beneficiosos para la salud. Comer alimentos a base de soja puede reducir el riesgo de varios problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, enfermedades coronarias (CHD), algunos tipos de cáncer y mejorar la salud ósea.

La evidencia también sugiere que el consumo de soja es beneficioso para las mujeres perimenopáusicas y posmenopáusicas y está relacionado con menos sofocos y una menor gravedad.

Se necesita más investigación, pero la evidencia hasta el momento sugiere que es aconsejable incluir alimentos de soya entera en tu dieta diaria. Consulte a su médico o dietista para obtener más orientación.

frijoles de soja

Perfil nutricional de la soja

La soja es una proteína de alta calidad. Es uno de los pocos alimentos vegetales conocidos que contiene todos los aminoácidos esenciales, como los que se encuentran en la carne.

El frijol de soja es alto en fibra, alto en proteína, bajo en grasas saturadas, libre de colesterol, sin lactosa. Es una buena fuente de ácidos grasos omega-3, fuente de antioxidantes, alto en fitoestrógenos.

Productos de soja

La soja se puede consumir de muchas maneras. Los alimentos elaborados con soja se pueden dividir en alimentos fermentados y no fermentados.

Los alimentos no fermentados incluyen: tofu, leche de soya, edamame, nueces y brotes de soja. Mientras que los productos de soya fermentada incluyen: miso, tempeh, natto y salsa de soya. Algunos productos de soja son fuentes de calcio y hierro, como el tofu o el tempeh (hecho con un coagulante de calcio) y las bebidas de soja fortificadas con calcio.